Cambio de tercio


Hace unos 4 meses que no escribía en este blog. Posiblemente la misma cantida de tiempo desde que decicí centrarme en aprobar las asignaturas que me restaban de la carrera dándole prioridad sobre la realización del TFC.

El 19 de abril me di cuenta de que me iba a ser imposible llegar a la convocatoria de junio por lo que le envíe este correo a Enric:

La cuenta regresiva para la entrega marca 41 días. En mi caso y después de hacer un ejercicio de sinceridad, coherencia y objetividad he llegado a la conclusión de que para mí va a ser casi imposible llegar a la fecha con el trabajo que yo quiero presentar acabado.

El motivo por el que esto es así es que la planificación ha sido mala. Y ha sido mala no por la distribución temporal de tareas sinó porque obvié o supuse superficiales las interacciones de las otras asignaturas con el trabajo final. Llevo un mes en el que me ha resultado muy difícil encontrar tiempo que no tuviera que dedicar a otras asignaturas. En semana santa no pude avanzar por un compromiso personal con mi suegro para ayudarle a acabar las obras en su casa de Salamanca. La semana siguiente se tenía que presentar la práctica final de la asignatura de mediciones; la siguiente una práctica de planificación de obra y en esta me juego el 33% de la nota de la asignatura de estructuras 2 en un examen parcial.


Por vuestros comentarios he recibido siempre el mensaje de que ante todo había que centrarse en aprobar las asignaturas. Nunca ha sido mi intención relevar el tfc a un segundo plano pero coincido plenamente en el criterio que recomendais. Esa ha sido mi postura y mi actitud de cara a enfrentarme con el curso académico y por ello a día de hoy entiendo que no voy a se capaz de llegar a la convocatoria de mayo.

Voy a dejarme la piel en el pellejo y en cuanto quede liberado del examen de este miércoles dedicarle todas las horas que pueda e intentar adelantar lo máximo posible. Pero aun así creo que me va a faltar tiempo. Según mis cálculos unas 500 horas de manera relativamente constante y centrada son suficientes para hacer exitosamente el trabajo. Mi planificación fue mala en su momento por errores quizás de bulto que no tuve en cuenta. Habiendo asumido e interiorizado el error estoy empezando a planificar el trabajo de cara a verano. Sé que no eres muy amigo de lanzar la toalla con las convocatorias porque el verano es un tiempo de dispersión y en el que quizás cueste trabajar pero en mi caso no creo que haya mucho problema ya que llevo 3 años sin vacaciones por temas de trabajo o exámenes de recuperación.

Uno de los motivos por los que también quería enviarte este correo es para dejar patente que mi ausencia en las clases de corrección no ha sido debida a un tema de desgana, pereza ni falta de interés. Debo reconocer que me han sobrevenido durante este mes esta serie de entregas y citas con las asignaturas que no he sabido compaginar y no quisiera que se tomara en ningún caso como una falta de respeto hacia la asignatura, los profesores o los compañeros.

Estoy seguro de que mi situación no es única, ni es la primera ni será la última. Me gustaría pedir un voto de confianza porque sé que hay posibilidades reales de entregar un buen proyecto aunque no sea en la convocatoria de mayo. Aun no he rehecho mi planning de trabajo y entiendo que el hecho de recolocar todas las tareas implica no poder seguir el ritmo normal de la asignatura pero me gustaría poder asistir a las correcciones de los compañeros en cuanto los demás compromisos con el curso me lo permitan. Si bien no podré someter a auditoría mi trabajo sí creo que el hecho de ver el trabajo de los demás, sus aciertos y sus fallos puede ser una guía esencial para la satisfactoria consecución del trabajo.

Por último me gustaría reiterar mi pesar por no haber sabido prever e intuir esta clase de problemática con la suficiente antelación, mi compromiso con mi proyecto y el total respeto por la asignatura, los profesores y los compañeros.

Debo decir que es muy posible que me columpiara más de la cuenta y pensara que esto me otorgaba directamente la licencia de relagar en el tiempo el proyecto y reanudarlo en junio al acabar los exámenes. Pero no fue así.

El 9 de junio, justo antes de un examen, recibí este escueto correo:

Després d’analitzar l’evolució del teu TFC i degut al incompliment d’alguns aspectes de la Normativa del curs, et comuniquem que estàs exclòs del curs 2009-2010.

El tema de normativa interna creo que es directamente el no haber ido a corregir ni un sólo día en todo el tercer trimestre. Es enteramente culpa mía pero no lo vi venir. Tenía sumido que el posponer el proyecto hasta tener aprobado las asignaturas y haberlo comunicado a los profesores era suficiente pero en ningún momento nadie me dijo tal cosa. Fue mi conclusión y por tanto mi error.

Tras unos días un poco caóticos y de mucha hiperventilación decidí ser positivo y verlo desde otra perspectiva: elegir un nuevo proyecto (puesto que no puedo continuar este al tener que matricularme de nuevo) y de nuevo entrar al mundo laboral intentando compaginar ambas cosas de la mejora manera.

Lamento la tardanza en contestar pero estaba esperando a que salieran las notas finales del curso para escribirte.

En su momento te envié un correo en el que te decía que quería centrarme más en aprobar las asiganturas que me quedaban y dejar el proyecto en stand-by hasta entonces y que intentaría pasarme por clase durante ese tiempo. Me comprometí a dos cosas: una la he cumplido y la otra no. Entiendo que he faltado  a lo acordado y que no es casual ni caprichoso el hecho de que haya sido excluido del curso. De todos modos debo decirte que no se me pasó por la cabeza hasta que vi el correo que pudiera pasar. Me había hecho ya mi planning de cara a verano y pensaba sacarlo en estos tres meses.

Por ello este correo va más enfocado a no perder del todo la planificación que tenía hecha este verano. Quisiera consultarte si estariais dispuestos a aceptarme o denagarme una nuvea propuesta de proyecto para irla trabajando en verano con la intención de presentar en febrero a más tardar. Sé que mi crédito con la asignatura ha caducado y que el tiempo que podría llegar a requeriros está fuera de plazo pero si alguno de los cuatro pudiera valiadarme la idea de tfc podría irlo tirando adelante y no perder estos tres meses de trabajo.

Abandonando el proyecto del Laberinto y pensando en qué podría presentar he contemplado una posibilidad que para mí es la más atractiva y es hacer un proyecto ligeramente diferente más bien orientado como monográfico que como proyecto ejectuvio o de reforma. Desde que “no me renovaron de forma brusca” en el trabajo la pasada Navidad he estado enfocando mi perfil profesional y mis apetencias a una mezcla de ingeniería y arquitectura desde un punto de vista mucho más genérico, no tan práctico y más enfocado a temas de sostenibilidad y autogeneración energética. Los libros que he leído, las conferencias a las que he asistido y las personas con elas que he hablado me dirigen mucho más en esa dirección.

Entiendo que la construcción está en un momento de crisis propiciado por el colapso del sistema económico a nivel mundial y por la burbuja inmobiliaria en España a nivel local por lo que es el mejor momento para proponer soluciones que o bien mejoren la calidad o bien abaraten los costes ya que la necesidad ejercita la supervivencia pero siempre haciendo que cada cambio cuente para el medio ambiente.

El título de mi propuesta sería algo así como “Autogeneración energética en la edificación”, “Ciclos materiales cerrados en la construcción”, “Nuevas tendencias y tecnologías aplicadas a la edificación”. Tengo incluso algo en mente y desarrollado a nivel de boceto basado en las nuevas tecnologías de realidad aumentada pero no da por sí mismo para un tfc sino que sería más parte de esa sección de nuevas tecnologías.

Si estáis abiertos a ojear el esquema del trabajo y aprobarlo o denegarlo me comprometo a enviaros el índice de mi propuesta para que comprobéis si el ejercicio de investigación y síntesis que me gustaría hacer se adapta a los requerimientos de la asignatura.

Y en esas estamos ahora. Hay que definir un guión, presentarlo y que se apruebe. Espero que este verano traiga buenas nuevas…

Los Comentarios están cerrados