Archivo 26/ene/2010

Apretar para ponerse al día

Hoy ha tenido lugar la tercera corrección (si no me falla la memoria) del trabajo final de carrera.

Con respecto a la semana pasada pude dejar listo la redacción de la monografía y los antecedentes históricos, todo ello como un único cuerpo articulado y he podido levantar la fachada prinicpal en cad a partir de un documento demasiado pequeño para poder ser preciso.

En el correo en el que pedía hora de corrección me había comprometido a algo más: todas las fachadas y el estudio de prediagnóstico. He llegado a lo que he llegado porque lo que he hecho ha sido conciencia. El redactar casi 30 páginas de la historia del Laberinto y temas relacionados con él me han permitido involucrarme y sentir un poco más el proyecto como mío. Amigo como soy de las historias me he dejado llevar por el redactado y no he podido preparar los planos y el informe de lesiones.

Cad de la fachada principal

Cad de la fachada principal

Acojonado iba a corrección y motivos tenía pero he intentado tener siempre presente el hecho de que yo soy yo y mis circunstancias (por todos conocidas) y que mi ritmo no puede ser el de cualquier otro por la idiosincrasia especial de mi edificio. Además me ha tocado corregir con Minerva a la cual tenía un especial respeto y con quien aun no había tenido ocasión de corregir exceptuando un aparte para comentar un tema de rehabilitación.

La profesora ha decidido hacer corrección conjunta. Ha llegado rápidamente a la conclusión de que todos íbamos retrasados y que a todos nos faltaba demasiado así que ha repasado punto por punto lo que deberíamos haber traido a este último día de corrección y cada uno que entienda las carencias de su trabajo. Francamente y pensándolo ahora en frío no entiendo como gente que sólo está haciendo el proyecto puede llevarlo únicamente un poco más avanzado que yo…

Leer el resto de la entrada »

, ,

1 Comentario