Primera presentación de propuestas


Lunes, 16 de Noviembre de 2009. Día cero después de la Fábrica CACI…

No éramos muchos los que presentábamos propuesta. Realmente quedan 2 semanas (3 contando ésta) para finalizar el plazo de presentación y aceptación de propuestas. La semana próxima hay seminario (post incoming) y no habrá corrección realmente pero si se podrá entregar memorias y plannings. Por ese motivo y a pesar de no tener información ni contactos suficientes aun me he atrevido a abusar de la predisposición de los profesores para exponer mi propuesta aunque sea cogida con pinzas y más establecidas las actitudes y voluntades que el edificio en cuestión.

Bueno, tampoco es eso. Tengo claro lo que quiero pero mi miedo es que me impidan acceder al interior del edificio para poder estudiar sus pataologías. El Palacio del Laberinto me tiene enamorado y así creo que queda claro en cada entrada del blog.

Pensé que me corregiría Enric pero tenía que estar encima de los proyectistas que han quedado para febrero. Como ya quedamos pocos para presentar la responsabilidad ha recaido en Lluis a quien le presuponía menos tablas. Me ha recordado mucho a las clases de proyectos de primero. La sensación es que el profesor lo sabe todo y está en ventaja. Es lo mismo que cuando estábamos en clase con Roger Paez: te rindes porque sientes que no estás a la altura y escuchas para aprender e intentar aprovechar el rato que te dedica al máximo. Mi mejor recuerdo de La Salle hasta el día de hoy son las clases con Roger así que, sin duda, mi regocijo es máximo.

Ante todo sabía que lo que no quería escuchar bajo ningún concepto era un NO rotundo. Otra vez desilusionarse y volver a empezar… Mejor no pensarlo. Si el profesor (fuere cual fuere) me aceptaba la propuesta el camino se despejaba hasta el próximo obstáculo, que ya es mucho. Le presenté el proyecto como mejor supe y pude y creo que no fue poco. Hizo una mueca algo sorprendida al ver la longitud del correo lo que me da a entender que no suelen recibir textos excesivamente largos y que tampoco suelen leerlos previamente. Le ofrecí cortesmente un resumen que gustoso aceptó. Le expuse mis intenciones y mis posibilidades y firmemente pero sin llegar a ser seco me dijo que fuera a por todas a por el edificio que más me gustara de todos ellos.

Clinck, cash! Laberinto all the way!

Esta semana toca ponerse las pilas con el tema de contactos y planos y redactar planning y memoria/declaración de intenciones.

Es un lema familiar Jerry! Enséñame la pasta! Ou yeah!

, , , ,

Los Comentarios están cerrados