Cuarta parada: Rambles y Paral·lel


Esta última parada la realicé porqué estaba contento y activado pero en realidad sentía que ya tenía todo lo que necesitaba. Ante la posibilidad de que se me cerrara alguna puerta más adelante decidí acabar el recorrido aunque con un runrún en el estómago considerable.

El primer edificio que buscaba estaba en la Rambla, cerca del Liceo. Cometí el error de escribir todas las direcciones en un papel que guardé en el bolsillo de atrás del pantalón que debió perderse en algún lugar entre el Paseo de Colón y el Liceo. Me costó dar con él pero recordaba que estaba cerca del Mercado de la Boquería así que di unas cuantas vueltas a ver si había suerte. Recordaba que había un edificio pero no qué edificio era ya que había visto tantos recorridos del street view de Google Maps que no tenía claro lo que iba buscando.

Ramblas, Boquería, Liceu

Ramblas, Boquería, Liceu

Pasé por delante y no lo vi, di la vuelta y lo vi pero no lo tuve claro. Volví y entonces lo reconocí. Sí era un edificio abandonado pero sólo en la planta que queda justo encima de la tienda. Leí en www.casastristes.org que había un [inserte palabra genérica aquí] abandonado y rápidamente pensé que se trataba de todo el edificio. No recuerdo la palabra pero evidentemente lo malinterpreté. Todas las plantas piso estaban habitadas e incluso parecían estar decoradas con esa modernidad tan peculiar de la zona. Cartucho mojado. Siguiente, por favor.

Mientras volvía a la moto, me montaba y llegaba al Parelalo (por cierto, nota mental: la Ronda San Antonio está cortada) intentaba recordar qué edificio me quedaba de todos los que había visto. Me costó pero caí en la cuenta que de todos los que había visto en casa el último era el que me había parecido más apetecible. Sería el destino condescendiente conmigo hasta ese punto? Hombre, me sigue debiendo una muy gorda…

De camino, tras equivarme de dirección y parado en un semáforo vi en la Ronda Sant Antoni (por encima del PcCity) un edificio del cual iban a empezar la reforma. Parecía estar en muy buen estado pero lo dejo escrito ya que nunca se sabe (promotora).

Tras dar un par de vueltas de más con la moto encontré el edificio del Parel·lel. Podría considerarse como el Rolls-Royce de todos los edificios que visité. Antiguo, destrozado hasta el punto de tener un punto tétrico pero firme e inamovible como una roca. Espectacular!

Edificio del Paralelo

Edificio del Paralelo

No sé a nivel técnico que tal estará la foto pero a mí me encanta el encuadre.

Encontré lo que se ve en la instantanea de arriba: una bestia parda del año del catapún, abandonado y cerrado a cal y canto. Los elementos más perecedors están en mal estado pero la estructura y el aspecto general del edificio es impresionante a pesar de los años. Rápidamente descartado por su peligrosidad pero un edificio así exige que alguien lo restaure, es absolutamente magnífico en todos los sentidos.

Volviendo me encontré con Víctor, un gran amigo que hacía tiempo que no veía. Valió la pena alargar la visita así como, en general, salir a la busca y captura de edificios. Ya no me parece que la cuesta pique tan para arriba. A trabajar se ha dicho!

, , ,

Los Comentarios están cerrados